Desvelar: Descubrir, poner de manifiesto // Quitar, impedir el sueño, no dejar dormir // Dicho de una persona: Poner gran cuidado y atención en lo que tiene a su cargo o desea hacer o conseguir. (Según RAE)

Un trayecto poético y visual de Agustín Calvo Galán

Las imágenes y videos y todos los textos: autoría de A.C.G. puedes usarlos, siempre y cuando menciones la procedencia y autoría. Gracias.

martes, 20 de febrero de 2018

domingo, 18 de febrero de 2018

"Dibujar una Isla" de Verónica Aranda

La poeta madrileña Verónica Aranda ganó, con "Dibujar una Isla" (Reino de Cordelia, 2017), el XX Premio de Poesía Ciudad de Salamanca. Se trata de un libro de hondas impresiones y contrastes, donde se equipara la isla al hogar: para ello se emplea no la descripción del paisaje o del lugar, sino el dibujo que explora la vivencia, el esbozo que narra una situación, un desequilibro: Casi al filo del agua, / pierdo en el espigón el equilibrio (...) (Pág. 23), la señal de un enigma que tan solo se deja escribir en el silencio de la playa, cuando la espuma lo borra toda: Toda isla es un enigma / cuando lava  y espuma / se entrelazan. (Pág. 51). Al fin, el dibujo de la isla se convierte en la construcción de la identidad de la autora: el hogar; pero no como el espacio al que uno siempre desea regresar, sino como el anhelo de una vida plena no exenta de dolor o de vicisitudes. Aranda nos abre así su corazón, su alcoba repleta de las poquísimas cosas realmente importantes en la vida y que deberemos llevar con nosotros cuando iniciemos el viaje hacia Ítaca: Todas las pertenencias del marinero / caben en la cabina de un pesquero. (Pág. 99). Estupenda y viva poesía.

miércoles, 14 de febrero de 2018

lunes, 5 de febrero de 2018

sábado, 3 de febrero de 2018

Fotos presentación en BCN



Muchas gracias a todos los que nos acompañaron ayer en el Ateneu de Barcelona en la presentación del dietario de José Ángel Cilleruelo y de mi primera novela. Nos acompañó en el editor de Polibea, Juan José Martín Ramos.

jueves, 1 de febrero de 2018

Efemérides para una novela (IV)

En 1916 Reynaldo Hahn compuso "À Chloris" (a partir de un texto de Théophile de Viau del siglo XVI), una de las canciones más bellas del siglo XX, justo después de haber combatido durante la Gran Guerra. En los años noventa de ese mismo siglo, el protagonista de "El violinistas de Argelès" descubre una nota manuscrita en los márgenes de una partitura original de Hahn...
La novela se presenta mañana en Barcelona.




sábado, 27 de enero de 2018

Presentación en Madrid: las fotos



Muchas gracias a todos los que nos acompañaron ayer, en la librería Centro de Arte Moderno de Madrid, en la presentación de "El pabellón dorado" de José Ángel Cilleruelo y "El violinista de Argelès" de Agustín Calvo. Muchas gracias también al editor, Juan José Martín Ramos, por su confianza y acompañamiento.

lunes, 22 de enero de 2018

Presentación en Barcelona




Viernes, 2 de febrero a las 19h.
Ateneu Barceolonès, Aula d'escriptors, 5ª Planta.
C/ Canuda  6 - Barcelona

Se presentan dos novedades de la editorial Polibea, el libro/dietario de José Ángel Cilleruelo "El pabellón dorado", y mi novela "El violinista de Argelès". 

Os esperamos.

domingo, 21 de enero de 2018

¿De qué trata "El violinista de Argelès?

El violinista de Argelès es la primera novela de Agustín Calvo Galán (1968), aunque no es una obra inicial. Le preceden seis libros de versos, el último de poemas en prosa, más algunos cuadernos y otras tantas exposiciones como poeta visual. Y El violinista de Argelès no solo llega para formar parte de este conjunto literario sino que posiblemente emerja en él para darle un sentido. O dicho de otro modo, tenga la virtud de subrayar entre los asuntos que su poesía ha tratado durante la última década aquellos de más decisivo significado para el autor. (...) El violinista de Argelès es un poema de amor a la música —a la expresión artística— escrito desde la renuncia a la música. Pero no es en absoluto un poema de renuncia, sino de deseo. De búsqueda. O mejor será decir, secreto. Es el poema de amor-otro  —oculto, intrascendente, íntimo— a la música.

Extractos del prólogo de José Ángel Cilleruelo

jueves, 18 de enero de 2018

Reseña de “Periodo (hipotético)” de Paola Laskaris

Por Rafael Escobar

“Sencillez”, nombre de la que sin duda es por sí misma una de las virtudes más codiciables para un poeta. Y sin embargo Paola es de las escasas privilegiadas con un talento capaz de llevarla a un nivel superior, el de la "precisión" (sí, la de maestros como Juan Ramón Jiménez y su “Diario de un poeta recién casado” con cuya relectura simultaneé la de este poemario en un hecho que parece más una “afinidad electiva” que un azar), no ya la eliminación de todo lo retórico y superficial, sino esa sensación perpetua de que siempre se está utilizando la palabra exacta, la más intuitiva y ofrecida de forma más espontánea e inocente. Y ahí es cuando un libro cobra ya una entidad que lo hace digno del recuerdo.

Pero hay mucho más. Como en "Paisaje esencial", la sabiduría con que se usa la irracionalidad, creando atmósferas sugestivas, sugiriendo varias lecturas simultáneas y obviando cualquier hermetismo que pudiera resultar forzado. Dominio parejo al de la naturaleza, que puede sugerir el miedo al extravío de uno mismo o la pérdida de identidad pero siempre conservando la posibilidad de algún deslumbramiento mágico (como en "Presagio”: Hasta que no queden más mañanas/solo un largo anochecer/oscuro./Pero caerá la nieve/ y hasta las tinieblas/se vestirán de novias) o ese rehacerse continuo que hace que la muerte, paradójicamente y haciendo savia nueva del “eterno retorno”, sea la única manera de garantizar que sea perdurable todo lo que amamos (como en "Círculo": …para que cuando los sueños/se deshojen otra vez/tengan el mismo sabor/del dolor que germina/y vuelve a descubrir/en su centro/el perfil de tu nombre).

Mención especial me merecen los apartados "Caligrafía de un naufragio" y "Liturgia de un silencio", tan hermanados en su fondo temático y emocional pese a sus diferencias estéticas. En el primero, parece que el signo se adelgaza todavía más, afina sus cualidades de contención para componer una elegía amorosa sutilísima que aún anuncia más que muestra pero sirve de preparación anímica para la conmoción posterior. La que llega con "Liturgia de un silencio", crónica de un fracaso amoroso que se hace progresivamente asfixiante por esa morosidad en que, como siguiendo aquella normativa de Petrarca de contar una historia de amor atendiendo a detalles biográficos muy específicos, muy concretos, se van desgranando vivencias que nada tienen de anecdótico por el recorrido íntimo que desvelan y la honestidad  que regalan al lector (poemas magníficos como "Hipérbole", "Maga", "Paseando", "Teléfono"...)

"Liturgia del silencio" parece un movimiento que retoma la voz y el tono iniciales para ensamblar circularmente la estructura del poemario. Parece que hay un intento por "trascendentalizar" el sufrimiento, por esquivar su obviedad más dolorosa y hacerlo más espiritual y sutil ("Mística del silencio" o "Misión" creo que se pueden relacionar con la temperatura atmosférica que lograban en la primera parte textos como "Nieve" y versos tan imponentes como los siguientes: Alguien me dice que la nieve/es necesaria./Miro el vaho de mi aliento/contra el cristal./Una huella tibia/que de pronto se deshace./El tiempo evapora./Le echo encima una manta gris/ y una margarita./Último gesto ante el sepulcro/vacío). Pero ya nada puede ser lo mismo. Por el camino ha acontecido el amor y su desgarro. Y lo que se cuenta es una "paz", magullada, llena de muescas de sufrimiento, encarnadas en poemas conmovedores porque lo que dice remite a otro subtexto en el que se sabe que se puede sobrevivir pero nunca quedar intacto... y ese pundonor que el lector percibe es sencillamente emocionante. 


 En definitiva, un gran libro, un gran logro en lo estético y en lo íntimo que merece la mejor de las fortunas... y corrobora (y por qué sabiéndolo lo olvidaremos tanto al escribir) que “poesía” es ofrenda que se da a quien respeta la voluntad de los signos de plegarse a su más limpia esencialidad. 

martes, 16 de enero de 2018

Presentación en Madrid



Viernes, 26 de enero a las 20h.
en la Librería Centro de Arte Moderno
C/Galileo, 52 (Madrid)

Se presentan dos novedades de la editorial Polibea, el libro/dietario de José Ángel Cilleruelo "El pabellón dorado", y mi novela "El violinista de Argelès".

Os esperamos.